Sanidad usará un millón de test que los epidemiólogos creen que no son fiables

Escrito por el 2 abril, 2020

El Ministerio de Sanidad utilizará en hospitales y residencias de mayores un millón de test rápidos que España ha comprado en China pese a que la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) considera que no se pueden usar «de manera rutinaria» para la detección del COVID-19 porque no dan resultados fiables.

Estas pruebas acaban de ser analizadas por el Instituto Carlos III, que ha concluido que tienen una sensibilidad del 80% en pacientes que sufren síntomas desde hace más de una semana, pero sólo del 64% cuando han pasado menos de siete días. Algo similar a lo que afirma la SEIMC, que en un documento avisa de que este nuevo lote sólo funciona en pacientes que llevan ya cinco o seis días con síntomas. Antes de ese periodo, «la respuesta inmunitaria es escasa», es decir, esto hace que los resultados que ofrecen los kits no sean precisos.

Pero pese a estos bajos porcentajes de fiabilidad, Illa ha afirmado este jueves que las pruebas rápidas se van a destinar a hospitales y residencias de ancianos, entornos con alta prevalencia de la enfermedad, porque son un complemento «adecuado» a las pruebas PCR. Si un test da positivo, se considerará que el paciente tiene coronavirus. Si es negativo, se le realizará una PCR (reacción en cadena de polimerasa), una técnica más lenta, ya que hay que esperar cuatro horas para obtener resultados, pero que detecta la infección desde el primer día con síntomas y que los científicos de la SEIMC consideran que es la referencia. Con la PCR se descartará que sea un falso negativo.

El responsable de Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que los nuevos test «no son perfectos» porque no detectan la enfermedad desde el primer día y ha admitido que en algunos casos será necesario confirmar el resultado con una PCR.

Las pruebas que llegaron el lunes a España son serológicas, esto es, analizan una gota de sangre tras un pinchazo en el dedo para detectar antígenos o anticuerpos. En su informe, los científicos de la SEIMC recuerdan que en las pruebas que se han efectuado hasta ahora, los kits están presentando «una sensibilidad inferior al 50%», cuando deberían estar por encima del 70% para ser aceptables, y aunque podrían utilizarse sistemas para aumentar esta sensibilidad, «su manipulación podría generar problemas de bioseguridad difíciles de solucionar en una prueba cuyo objetivo es utilizarla en el lugar de atención al paciente (point-of-care) y además podría enlentecer el proceso de la técnica ‘rápida’».

Los expertos de la SEIMC sólo recomiendan el uso de los nuevos test llegados de China para «pacientes que acudan a urgencias o ingresen con más de cinco días desde del inicio de los síntomas»; «en casos con PCR repetidamente negativa en los que se hayan iniciado claramente los síntomas varios días antes» (es decir, para confirmar la infección cuando exista una sospecha de un falso negativo de la PCR); o para detectar personal sanitario que ya está inmune y que «puedan volver al trabajo para atender a pacientes infectados minimizando el riesgo de propagación del virus a colegas y otros pacientes».



Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist