Sanidad estudia ya el traslado de enfermos de UCI entre comunidades

Escrito por el 31 marzo, 2020

El Gobierno dice que las unidades de Madrid y Cataluña están «al límite o a punto de alcanzarlo» pero las comunidades lo niegan

El Ministerio de Sanidad reconoce por primera vez que está «valorando» la posibilidad de trasladar a enfermos graves de coronavirus de las comunidades más azotadas por la pandemia a otras autonomías que están en mejor situación como medida para evitar el temido colapso de las UCI que, según los técnicos, podría producirse el próximo fin de semana.

La directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, ha revelado hoy que la principal preocupación del Gobierno central es la situación de los cuidados intensivos en Madrid y Cataluña. Ambas comunidades, según Sierra, se encuentran «al límite o a punto de alcanzarlo».

El director de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, el fin de semana ya aseguró, sin decir los nombres, que las UCI de seis autonomías estaban al borde de su capacidad y que otras tres se dirigían a su punto máximo.

Hasta ahora, solo ha habido préstamos de material sanitario, sobre todo respiradores, entre comunidades, pero no ha habido trasvase ni de profesionales ni de enfermos entre unas autonomías y otras. Ni siquiera en zonas limítrofes.

Madrid y Cataluña, las dos comunidades señaladas por Sanidad, sin embargo niegan estar en una situación tan extrema como asegura la administración central. La Consejería de Sanidad de Madrid sostiene que cuenta en la actualidad con 1.745 camas de UCI, tras haber triplicado sus plazas en los últimos días. Madrid, a día de hoy tiene a 1.460 ingresados en cuidados intensivos, aproximadamente el 9,7% de sus hospitalizados.

Cataluña, que en la actualidad tiene 1.512 enfermos en UCI, el 12% de sus hospitalizados, también insiste en que no está al límite y que, de momento, tampoco se plantea el traslado de enfermos. Según la consejera de Salud, Alba Vergès, el 84% de las UCI del sistema catalán de salud están ocupadas por pacientes afectados por covid-19. A día de hoy, Cataluña cuenta con unas 1.500 camas de cura intensiva, pero el Govern asegura que puede doblar y hasta triplicar su capacidad, bien con los planes de contingencia puestos en marcha en los propios hospitales o en pabellones de deportes próximos a los centros o con el levantamiento de hospitales de campaña, como el de la Fira de Barcelona, en L’Hospitalet de Llobregat, que podría llegar a albergar a dos mil enfermos. «Estamos preparados para absorber» todos los casos, según la consejera de catalana de Salud. «No contemplamos el traslado de pacientes fuera de Cataluña», ha asegurado.

A la espera del anunciado y temido aluvión de ingresos de enfermos en UCI el aumento de ingresos no es exponencial a nivel nacional. Hoy son 5.231 personas en cuidados intensivos, 324 pacientes más que el domingo, un incremento interdiario del 6%, el menor desde el inicio de las crisis sanitaria y muy lejos de los porcentajes de hace una semana cuando el aumento diario ronda o superaba el 20%.

Antes de la crisis del coronavirus en España había oficialmente 348 Unidades de Cuidados Intensivos con 4.404 camas. Los hospitales públicos acogían 3.508 y los privados 896. En la actualidad, el número de plazas tras las apertura y ampliación de nuevas unidades de forma improvisada el número de plazas podría aproximarse, según las estimaciones de Sanidad, a unas 6.000.

Según Sierra, más allá de Madrid y Barcelona, la situación de las UCI en algunas otras comunidades, que no ha mencionado, se está «acercando» a ese punto de saturación, «pero se están habilitando más camas». «Se está haciendo un esfuerzo impresionante para aumentar las camas de UCI. Se está aumentando mucho la capacidad, pero se está produciendo mucho incremento de casos y rápidos dadas las características de la enfermedad«, la responsable de Sanidad.

En su intervención, la especialista ha justificado las nuevas medidas, como el confinamiento total con el cierre de la actividad no esencial, para relajar el colapso de las UCI. «Lo que más nos preocupa es la presión sobre las UCI. Aunque la tendencia se está reduciendo, la presión en las próximas semanas va a ser importante», ha insistido en la misma línea que viene haciendo Sanidad desde hace varios días.

La experta ha detallado que el periodo que pasa entre que una persona se infecta hasta que llega a la UCI si lo necesita se puede extender «dos o tres semanas», mientras que suelen pasar unos «15 o 20 días» ingresados «en muchas ocasiones». En este contexto, considera que las nuevas medidas anunciadas este domingo por el Gobierno «van a ser importantes» para reducir el colapso y para preparar cómo ir disminuyendo las restricciones paulatinamente


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist